domingo, 10 de abril de 2011

Mariposas negras





Mariposas negras
cubren de luto
los rincones de mi barca,
que a la deriva queda,
sin timón, sin velas y sin agua.

Negras mariposas
destiñen el viento
que las veletas señalan,
y, como pétalos muertos, caen,
vencidas por la escarcha.

Cuando imagino tu falta,
mis lágrimas incontenibles,
como balas de azabache,
se disparan, se vierten, se clavan;
por todos los rincones de mi barca.


Saludos con el viento

19 comentarios:

Jesús Aparicio González dijo...

"balas de azabache" una imagen preciosa.
Hermoso poema en su conjunto.
Un beso

Jesús

María Blázquez dijo...

Muchas gracias Jesús, por tu comentario y por tu visita.

Un beso

Rubén Muñoz Martínez dijo...

María, que esa barca siga flotando en tan hermosos versos.

Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Sí Rubén, seguiremos a flote en nuestras aguas de la poesía.

Un abrazo

Amando Carabias María dijo...

¿Cómo se puede romper la melancolía que produce una ausencia? ¿Cómo se pueden evitar esas mariposas negras?
Quizá el mejor modo sea el que usas en este poema tan hermoso, asumirlas, declararlas, hacerlas visibles... Parece que dolieran un poco menos.

María Blázquez dijo...

Es lo que sentí solo con imaginar la ausencia de ese par de seres que inspiraron el poema ¡solo con imaginarla! Imagínate si la ausencia se hiciese real...
Al verter en un poema lo que sentimos y, como tú muy bien dices, hacerlo visible, es como si quisiéramos encontrar el antídoto, la solución o la cura al dolor...

Gracias por tu bello comentario.

Un abrazo Amando

Dormilona de paisajes castellanos dijo...

Precioso, no , lo siguiente. Cuando publiques algo, ¿me lo harás saber, verdad? ... ¿o llegar?...
Un besazo

María Blázquez dijo...

Muchas gracias cariño, me emociona tu comentario, y más, viniendo de una poeta inteligente y sutil como tú.

Un abrazo

Pepe dijo...

Te leo y me llenas, a seguir María, ahora toca seguir creando.

María Blázquez dijo...

Gracias Pepe, se hará lo que se pueda...

Un beso

Soñadora de poemas dijo...

Muchas gracias por los halagos y no, no recibo notificación si me contestas en tu blog, asi que de nuevo gracias por contestarme en el mío.
Un abrazo y mantenme informada... de todo... ya sabes, jajaja
Estefanía

María Blázquez dijo...

Lo haré, un abrazo.

Francisco Javier Silva dijo...

No hay nada tan real como la ausencia, sobre todo cuando se hace visible y no podemos o no queremos romper los puentes que atan los pensamientos al espacio vacío. Porque la ausencia, al menos para mí, nunca es definitiva.
Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Pues sí... Vivir la ausencia como algo definitivo ya no sería ausencia, se acercaría, inevitablemente, al olvido.

Un abrazo.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Sigo recorriendo las ondas silenciosas que expulsan tus versos y no dejo de sorprenderme.

Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Gracias Rubén, por tu seguimiento y por tu bello comentario.

Un abrazo.

castúa dijo...

"...Ya ves, noche estrellada, canto y copa
en que bebes el agua que yo bebo,
vivo en tu vida, vives en mi vida,
nada me has dado y todo te lo debo."(Neruda)

castúa dijo...

Gracias a ti por deleitarnos con tus versos y con tus líneas!!! Saludos desde un rincón donde hace mucho viento.

María Blázquez dijo...

Es un placer y una realización.
Gracias a ti.

Besos.

Entradas populares