jueves, 19 de enero de 2012

Cada palabra


Cada palabra que escribimos miente.
Nos hace creer que es única,
que somos principitos de un papel
donde ya reinaron otros
cuyas palabras también les mintieron.

Cada palabra nos miente
con la promesa del mejor verso
que jamás se haya escrito.

Nos dejamos confundir
para lograr poseerlas.



Saludos con el viento.

11 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

miles de gracias mi querida y admirada poetisa por acariciar nuestra alma con la sensibilidad y belleza de tus versos, besinos multicolores.

María Blázquez dijo...

Gracias a ti Ozna, esos besinos que envías parecen que hacen cosquillas. En mi tierra se utilizan mucho los diminutivos en -ino o en -ina.

Un abrazo.

Marinel dijo...

Las palabras están resabiadas porque nos pasamos la vida mal utilizándolas y claro...se desgastan, se hacen pícaras,engañosas, volátiles...
Besos.

Jorge Ampuero dijo...

Amo esas palabras que nos mienten con lo mejor de sus verdades entre los versos.

Un abrazo...

http://es-la.facebook.com/jorgeampuero777

María Blázquez dijo...

Marinel, totalmente de acuerdo contigo.

Jorge, totalmente de acuerdo contigo también. No podía ser de otra manera.

Un abrazo, amigos. Gracias.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Querida María:

Conozco esas palabras. Cuando alguien me pregunta qué quiero decir con esto, yo le respondo: Hay un cierto dolor que me producen esas palabras. Me resultan enormemente atractivas, de una intensísima belleza. El dolor, que es un dolor agudo, como una dentera en el alma - " Cada palabra nos miente con la promesa del mejor verso que se haya escrito " -, proviene de que no sé qué hacer con esa belleza. Porque se trata de una belleza que pide que se haga algo - " Nos dejamos confundir para lograr poseerlas " -, pero sin decir qué. Lo peor, lo que aguijonea, es la convicción de que nada puede hacerse porque ya lo han hecho otros - " donde ya reinaron otros cuyas palabras también les mintieron -, de que esa belleza pide un imposible. Ahí está la mentira. Una necesidad que hay que satisfacer, que exige satisfacción y que, sin embargo, no puede ser satisfecha. Lo más ingenuos se dejan engañar imitando a los maestros. Los más espirituales y de mente más compleja, después de mucho mirar, contemplar y analizar, escriben un poema como el tuyo donde se reconoce la verdad de las palabras. Y la verdad es que hay veces en que no puede hacerse nada que corresponda a esa belleza, que llene de sentido nuestra relación con la poesía y la vida, que otorgue plenitud a ese encuentro entre ella y nosotros.
Pensar que lo que más nos duele de esa mentira es nuestra idea de que el necesario desajuste entre lo que el alma nos pide y lo que se da es algo indeseable. Si lo admitimos, amada amiga, como una lucha enriquecedora, que tal vez nos mueve, que nos guía por un camino sin meta, acaso consigamos esa paz que sólo da la guerra, que sólo puede dar la palabra...

Un fuerte abrazo.

María Blázquez dijo...

Querido Conocimiento, de hace varios años:


ANERRIPHTO KYBOS

Todo está escrito, eso dicen.
Escribiré algo repetido, un vulgar poema,
un pobre intento de creación.

Escribo pese a la muerte súbita de mis palabras,
que caen aniquiladas porque ya se han usado,
desfallecen exprimidas, se muestran ajadas...
Asimilado su óbito, escribo,
ahora y a deshoras,
aunque tenga la certeza
de que la suerte está echada.


Un fuerte abrazo.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Querida amiga:

Cada palabra está llena de secretos escotillones por donde entran y salen y se trasmutan los significados más diferentes. El diccionario define un significado de " escotillón ": En el teatro, abertura en el suelo del escenario por donde aparecen y desaparecen cosas y personas cuando es necesario, en las obras de tramoya ". Esa descripción del diccionario nos permite apreciar todo lo que encierra tu breve poema de respuesta, en la que utilizas imágenes no sistemáticamente, sino instintivamente, es decir, como una componente casi visceral de tu estilo. El mundo, la creación, las palabras, están pobladas de analogías y secretos esperando a ser descubiertos.

Ánimo. Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Gracias amigo, un abrazo.

Soñadora de poemas dijo...

Hola guapetona:

He pensado en ti, después de ver que no estaremos en Segovia este año, y a pesar de que yo lo sabía, no pude evitar echar alguna lagrimilla y eso era no porque mis poemas no hayan interesado al jurado, sino por saber que se me ha apagado la llama de la inspiración María. Como verías, cerré mi blog... Nadie en absoluto me ha dicho... VUELVE!!!!!. Pero en fin, el mundo es así y ahora cada vez más, ya que parecemos robots y los sentimientos que tenemos no emergen porque el estrés los transforma en miedos hacia lo que nos depara esta sociedad y no abrimos los ojos para poder disfrutar... Pues bien María, yo quería decirte que GRACIAS por abrir los ojos y mostrárnoslo a los demás... Yo sigo en mi letargo...¿cuándo despertaré?... Bufffffff, dentro de mucho, posiblemente. Un abrazo guapetona
Bss. Estefanía.

María Blázquez dijo...

Querida Estefanía: ¡¡VUELVE!!!

Me ha entristecido mucho tu comentario. Sé que tienes pasión por la poesía, y que no podrás abandonarla, ni quieres. Transforma ese letargo en cauce fluido, tú puedes.

Mi correo es mrblazal@yahoo.es, por si quieres "charlar".

Un abrazo.

Entradas populares