miércoles, 29 de febrero de 2012

De carne y barro






Probé a estar cerca del agua, del barro,
alumbrar la carne, que se elevase
a una aventura mística.

Apenas quedaban carne y barro sin conjeturas;
locura, sin pauta de cómo volverse loco;
agua, sin análisis de su transparencia.

Pruebo a cerrar los ojos; soy del barro, de carne.
Busco morir sin que esté calculado
hasta el último de mis suspiros.

---


Saludos con el viento.

5 comentarios:

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Querida María:

El viento se llevó varios poemas hermosos. Soy de los que piensan que eso es lo único que le queda ya a la Literatura, el refugio de la calidad efímera y volandera, sin voluntad de permanencia...

La duda y el desencanto embargan su alma...en esta clave cobra especial relieve los versos finales - " Busco morir sin que esté calculado hasta el último de mis suspiros ", conjurando el horror a la muerte, oye un rumor de esperanza en su interior: su fe - " apenas quedaba carne y barro sin conjeturas...Pruebo a cerrar los ojos; soy del barro, de carne " -: Ha vuelto a experimentar una vieja sensación: la de volver a " poseer " su vida. esto es, de poseerse a sí misma, detalle a detalle, no añadiendo, no aumentando - " locura, sin pauta de cómo volverse loco; agua, sin análisis de su transparencia " -...

María Blázquez dijo...

Mi fiel amigo:

La poesía es tanto búsqueda como reafirmación, y quién sabe cuántas cosas más... Y sí, poseerse es el truco final, ¿de que vale todo si no? Hasta tus versos dicen que dejan de pertenecerte cuando los publicas... Pero lo que no deja de pertenecer al poeta es lo que quería decir con ellos.

Un abrazo.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

El silencio es la voz de la distancia...Pero hay silencios que no significan olvido.

Un abrazo fuerte.

María Blázquez dijo...

"No digáis que fue infiel mi corazón, aunque la ausencia pareciese mitigar su llama".
Gracias.
Mañana iré a Frías, Burgos, para recoger un premio de poesía, pero hasta el momento de la entrega no sabrè en que lugar del podium he quedado. Al menos ya sè que cuento con el bronce como mínimo. Ya me siento siento premiada... Serè, soy feliz. Sè que hay vísceras (como las tuyas) a las que mis escritos le dicen algo. Sè que sabes que no se escriben como churros, que va el alma en ellos, y que son un escondite de cristal transparente que a veces leen mejor los ciegos que los eruditos. Ya no digo màs, mi caro amigo.
Cuando sepa los resultados escribirè una entrada para decir los resultados y compartiré el poema.
Un abrazo.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Enhorabuena, María.

La poesía es amor, ciertamente, pero amor no correspondido...¿ o sí ? Te lo has ganado.

Entradas populares