lunes, 12 de marzo de 2012

Tercer premio en Frías

El sábado estuve en Frías, Burgos, para recoger el tercer premio en el X Premio de Poesía "La Mujer". La Asociación de mujeres "Luna" nos acogió con la mejor sonrisa y un trato cariñoso y exquisito. No escatimaron en hacernos sentir cómodos y homenajearnos con todo tipo de gestos amables y delicatessen. No nos faltó de nada, sobre todo simpatía, entrega y entusiasmo. Frías es una maravillosa ciudad medieval en un enclave privilegiado que merece la pena visitar. Es de esos sitios que tienen rincones donde parece que se ha parado el tiempo. Mi agradecimiento y sincero cariño para la organización, el jurado y los dos compañeros que también fueron premiados, a los que felicito nuevamente desde Miviento.

El poema premiado es el siguiente:



CONCIENCIA DE SÍ


I

Una mujer en la lluvia.
Sujeta un paraguas con indolencia
bajo un cielo beis que no parece estar llorando.
Contempla su reflejo sobre el charco
que grita bajo sus pies.
Desconoce el rostro que halla
sobre tacones de firma,

y quisiera agacharse con la falda de cuadros
-mientras su trenza roza el suelo-
para atarse los cordones
y correr hasta llegar a casa al terminar el colegio.


II

Una mujer en la ventana. Mira hacia dentro.
¿Llueve? No hay estrépito, no hay cadencia;
el cristal está rallado.
Su cabello es un pañuelo
de un pigmento que no existe.

La mujer se vuelve hacia mí. El cristal es espejo.
Reconozco los propios ojos que me miran.
No es mi madre, sino yo,

me descubro en su reflejo.
---

Saludos con el viento.

10 comentarios:

Lunna dijo...

Primero darte la enhorabuena por tu premio, por lo poco que he leido, pues acabo de descubrir tu blog, te lo mereces.
Tu poesia tiene esa magia que cautiva.

Me quedo un rato para seguir paseando entre tus renglones llenos de sentimientos.

Besos.

Lunna.

castúa dijo...

Espectacular... pasado, presente y futuro!! Enhorabuena!!!

el bocón dijo...

Felicidades, besos y poesía. Tú lo tienes todo mujer.

María Blázquez dijo...

Gracias, queridos amigos. Teneros a vosotros es un plus.

Un abrazo.

Rafael Castillo Morales dijo...

Enhorabuena, María. Y el poema, precioso y sugerente. Un abrazo

María Blázquez dijo...

Muchas gracias Rafael, me alegro de que te guste.
Un abrazo.

Amando García Nuño dijo...

Sí a todo. Sí a la belleza de Frías, sí al trato de sus mujeres, y del pueblo en general, sí a la calidad del poema de María, que mereció más. Yo también estuve entre los premiados.
Por cierto, MARÍA, el coche ¿bien?

María Blázquez dijo...

Querido Amando, gracias por el comentario y por tu valoración. El honor fue mio al figurar entre los premiados junto a poetas de tu categoría, literaria y humana.
El coche bien, llegamos sanos y salvos.

Por cierto, he intentado comentar en tu blog, pero sólo puedo comentar en los blogs que tiene configurados los comentarios en ventana. Mira a ver si quieres o puedes cambiarlo para que pueda participar de vez en cuando, y si no, ten por seguro que te seguiré aunque no pueda comentar.

Un abrazo fuerte.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Sí, María, esperar es engendrar. Y tú has sabido esperar para que tu poesía llegue a los demás. Hace falta poner mucha pasión, hay que hacer fuerza como las mujeres en el parto...
Esa mujer reflejada en tres miradas diferentes...
La conciencia del tiempo y de sí misma es tan aguda - " desconoce el rostro que halla sobre tacones de firma ", " reconozco esos ojos que me miran " -, todo es imagen cambiante - No es mi madre sino yo " -: La conciencia de nuestro mundo y de nosotros mismos nos lleva a darnos cuenta de que a veces el tiempo es irreal, se detiene - " me descubro en su reflejo " -. El tiempo de esas tres mujeres queda apresado por su conciencia, ya no es mera sucesión cuantitativa, el pasar de los años, sino el instante que no transcurre...

Un abrazo fuerte.

María Blázquez dijo...

Pues sí, querido Conocimiento, lo cierto es que me desborda la pasión por lo que hago y me esfuerzo en ello. No hay resultados sin trabajo, pero tampoco sin ilusiones u objetivos. Que mis escritos lleguen a las personas y yo pueda compartirlos, me da fuerza para aguantar las contracciones.

Uno/a, en un momento dado, toma o ha de tomar conciencia de sí, como si nos asomáramos debajo de nuestros pies, debajo del suelo que pisamos, y viéramos nuestras raíces.

Un fuerte abrazo.

Entradas populares