jueves, 20 de septiembre de 2012

Y si llamas


Dedicado a Juan


Y si llamas a la puerta, viajero,
escucharás tu voz
al fondo del pasillo, desde el piso de arriba,
preguntando quién eres.

Y si insistes, viajero,
arroja al suelo tu capa, descúbrete.
Tu interior logrará reconocerte.





Saludos con el viento.

2 comentarios:

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Qué raro es el mundo, María, hoy. Como sonámbulo camino por la calle, todo me parece espectral, porque el espectro soy yo. Mirando a todos sitios, buscándome. O, abatido, sin mirar a ningún lado, la vista en el infinito o en la espalda de un suelo que no veo y que piso como si fuera a mí a quien pisara. También escribiendo alterno esos dos estados, el alerta de animal de orejas tiesas y - el que ahora escribe - el postrado por una pesadumbre que me hunde en el sillón como en un pozo. Pero incluso en el desaliento permanece la alarma presta y cuando publicas algo, abro más los ojos y mi corazón late rapido, agradecido...

Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Agradecida yo, por tus fieles ojos sobre mis humildes letras.

Un abrazo, viajero de las palabras.

Entradas populares