sábado, 24 de noviembre de 2012

Prueba


Prueba a morder el viento
cuando despeine tus cabellos;
a ser como agua indemne
entre los jirones plúmbeos del alma.

Prueba a adivinar las sorpresas
que esconde la memoria;
a armonizar tus sueños
con el reflejo gris de la existencia.

Prueba a besar tus pies
sin mirar hacia abajo,
llegar antes que el tiempo,
más tarde que la muerte.

Prueba a buscar el fuego
en la calma aparente de la nieve;
a recostar la cabeza un segundo
en los puntos ciegos de la jornada.

Si la vida arquea tu espalda, prueba a ser aire;
si no lo consigues, prueba otra vez.


Saludos con el viento.

4 comentarios:

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Estoy malito. El silencio también es una forma de admiración.

Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Tranquilo, amigo mío. Tu compañía va más allá de las letras.
Cuídate.

Un fuerte abrazo.

Amando García Nuño dijo...

Prueba, prueba siempre. Sugerente poema, amiga María. Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Sí... Todo menos quedarse paralizado y anquilosarse.
Un abrazo, Amando.

Entradas populares