sábado, 21 de mayo de 2016

Tu reflejo

A Martín
  
Tomaste mi mano para llevarme a la orilla
y observar los remolinos del agua. Sonreías.
Descubrí las piedras de tus ojos
meciéndose en la superficie.

Tiraste de mi mano -¡mira!-.
Regresé del fondo bruscamente,
me enredé en las olas de tus dedos
como alga silenciosa
abandonada al encuentro.




Saludos con el viento.

5 comentarios:

Kosmisch dijo...

¡Hola Maria ! Me ha gustado la entrada, muy bello escritro!

Aquí me quedo, te sigo!

Me gustaría que te pases por mi blog para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :) .

saludos buena semana

María Blázquez dijo...

Hola, Kosmisch, gracias por tu comentario.
Ya te sigo.
Un saludo.

Andy Prior dijo...

¡Hello! Te he nominado a hacer el Liebster Award, te dejo el link de mi entrada para saber de que va http://historiasdecuento.blogspot.com.es/2016/06/liebster-award.html

Un Saludo!

Paula Colin dijo...

¡Hola!
Me ha gustado mucho, es muy dinámico y captura muy bien un momento que, aunque breve, incluye muchas acciones, casi todos los versos tiene un verbo. Me gusta cómo enlazas la idea del agua, tras ver el reflejo, con el acto de tomarse de las manos.
Un abrazo.
P.D: Me quedo por aquí ^^ y te invito a visitar mi blog.

María Blázquez dijo...

Gracias, Paula. Precioso y constructivo análisis del poema. Voy a tu blog, nos seguimos.

Entradas populares