miércoles, 26 de octubre de 2011

¿De veras lo creéis?

Ya me he enfrentado al miedo.
... Yo he visto cómo mis peores pesadillas se convertían en realidad, es más, cómo la propia realidad superaba la pesadilla. Y no podía parar; no podía quedarme quieta a causa del insufrible cosquilleo que la angustia de ese estado tan real, del que no podía sustraerme, provocaba en todo mi cuerpo.
Me he debatido entre la vida y la muerte de mi agotado cuerpo, que no tenía fuerzas porque sentía que le había abandonado su alma y la vida y la muerte de mi esencia, a la que había dejado contagiarse de virus mortales contra los que parecía no encontrar antídoto.
¿De veras creéis, humanos deshumanizados e inanes, algunos, aquellos a los que ahora me dirijo, que podréis conseguir fácilmente que sienta que mi vida se hunde y que tiemble de miedo?
El honor como estandarte; el valor, es el arma; uno mismo, el escudo.
(Fragmento de "Crónicas de La Gárgola Almada")


Saludos con el viento.

10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hace hervir la sangre...
Claro que sí.

Besos.

María Blázquez dijo...

Me alegro, es lo que sentía y lo que pretendía cuando lo escribí.

El capítulo es más extenso y te va preparando aún más para el final, pero no he querido colgar algo tan largo y he creído seleccionar lo más representativo.

Gracias Toro, besos.

Bigmouth dijo...

Que forma tan bellamente "humana" de plasmar la lucha contra uno mismo y la supervivencia.
Felicidades.
Un beso.

castúa dijo...

El final es ardiente, sientes como te quema el interior.

María Blázquez dijo...

Si Big, el constante desvelo del ser humano... la supervivencia...
Muchas gracias. Un beso.

Castúa: Me alegra que te inspire eso; las yemas de mis dedos eran ascuas cuando lo escribí.
Es una satisfacción comprobar, a través de vuestros comentarios y del resto de personas que han leído el libro, que transmito aquello que pretendía.
Un abrazo.

El Éxodo dijo...

Desasosegante texto. Muy logrado.

Saludos.

Bigmouth dijo...

Gracias a ti María por compartir tanto, gracias a ti.
Y si, resulta una satisfacción el saber que se ha trasmitido lo querido.
Besos

María Blázquez dijo...

Gracias, Éxodo, y gracias de nuevo, Big.
Besos.

Anónimo dijo...

¿Sabes con la parte que me quedo de ese libro? Con dos frase que dijiste el dia que lo presentastes: "La piedra puede llorar" y "Está escrito en carne viva". Nunca las olvidaré. Beso y enhorabuena por tu éxito. Arancha

María Blázquez dijo...

Cariño, espero que hayas venido para quedarte... Bienvenida.

Gracias por tu presencia ese día y por tu comentario.

Un abrazo.

Entradas populares