viernes, 28 de octubre de 2011

Vuelve

Este poema es de hace dos años. Me apetecía colgarlo.





 ¡Vuelve!

Para que se relajen mis cejas,
no me moleste la aurora,
cualquier cosa no me pueda.

¡Vuelve!
Por las venas que te esperan,
los caminos que encuentres,
la llamada que te desvela.

¡Vuelve!
Y no me enfadaré con el aire,
no increparé a las esquinas,
no aullaré a las estrellas.

¡Vuelve!
Desde antes de marcharte,
ayer, al instante,
ya, ¡ahora!

Vuelve...
Porque me escuecen los días,
ya reviento de ganas,
hoy, el tiempo no vuela.


Saludos con el viento

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Han pasado dos años.

Volvió?

Apostaría que no.
Mejor.
Así escribirás más poemas como este.

Besos.

María Blázquez dijo...

¡Sí! Je,je... Solo era una separación por vacaciones que se me hizo muuuy laaarga.

Besos.

JValentina dijo...

¡¡Vuelve!! un bonito poema..vuelve por los caminos que encuentres...hoy el tiempo vuela..
precioso...me gusta
un abrazo

Bigmouth dijo...

Pues bendita separación, parió un precioso poema.
Si la enviaste por carta,que debiéras,tan solo deseo que correos fuera formal y puntual, al menos por esa vez.
Un beso.

María Blázquez dijo...

Valentina: muchas gracias y bienvenida a Miviento. Besos.

Big: Lo cierto es que los sentimientos dolorosos a veces son los que "paren mejores hijos".
No lo envié, no hizo falta, era una ausencia temporal pero muy quemante.
Besos.

Marilyn Recio dijo...

Precioso. La ausencia hace maravillas, acrecienta el amor hace que se escriban maravillas. Un abraXo

Luis Nieto del Valle dijo...

La desesperanza de una ausencia. Si no vuelve, sólo hay dos remedios (es cuestión de poder elegir).
Un abrazo

María Blázquez dijo...

Marilyn: Muchas gracias por tu comemtario, es un placer tenerte por aquí. Un abrazo.

Luis: Es cierto, siempre se puede elegir... Gracias y un abrazo.

Javier Herque dijo...

Cuando, para alguien, se escribe así ese alguien nunca se va del todo.

Beso.

María Blázquez dijo...

Pues sí. Cuando le escribimos esto al alguien es porque lo tenemos presente todo el tiempo.
Gracias y besos.

Chogui dijo...

Hola María: Me he permitido visitar tu lindo blog y me ha encantado los versos que he leido.
Si me lo permites sigo tus pasos con el impulso de tu viento.
Vuelve: Grito prisionero que se desborda desde lo profundo del corazón por un amor que ha dejado honda huella y un vacío que clama de nuevo su calor.
Lindo poema estima María.

Un abrazo desde El Salvador.

María Blázquez dijo...

Chogui, gracias por tu precioso comentario y por tu visita, será un placer tenerte por aquí.
No he podido evitar enternecerme al ver tu avatar. El pájaro chogüí era una de la canciones que me cantaba mi madre cuando era pequeña.

Un abrazo y bienvenido.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Presento mis respetos.

La conciencia de la ausencia del ser amado linda por dentro con la oscuridad de nuestro ser corporal y, por fuera, con la luminosidad procedente del uviverso - la aurora, las estrellas, el tiempo -. Ausencia, " desde antes de marcharte ". Bellísimo. No le pertenece, pues, aun antes de la ausencia, ni la pasión ni el amor, de los que no sabemos si son los dos caminos en los que la conciencia se bifurca al ensancharse o, por el contrario, los dos caminos que se confunden en la conciencia al estrecharse en ese grito ahogado que da título al poema, repetido en un eco excelso en varíos versos - " por las venas que te esperan ",
" por los caminos que encuentres " -.

Un abrazo fuerte.

María Blázquez dijo...

Bienvenido El conocimiento.

Tengo que agradecerte no solo tu visita y tu comentario, sino la profundización en el poema y tu generosa valoración de él.

Veo que, a parte de la poesía, te gusta reflexionar... Entonces ya coincidimos en dos cosas.

Un abrazo.

Entradas populares